La navaja “suiza” del ejército romano


La navaja multiuso del ejército romano

Estos antiguos predecesores de la navaja multiuso del ejército suizo fueron compuestos por una hoja de cuchillo, un tenedor que se podía desplegar en una cuchara y varias herramientas, como un limpiador de uñas, un limpiador del oído, una espátula y un punzón. Solían ser hechos en plata, lo que nos hace suponer que fueron utilizados básicamente por las clases más altas. modelo de Armillum está hecho de latón, con remaches de cobre. La hoja del cuchillo está hecho en acero. Está inspirado en un modelo que se puede encontrar en el Museo Fitzwilliams en Cambridge. En las diferentes imágenes se verá cómo se pueden abrir las distintas herramientas.







NAVAJA "MULTIUSOS" ROMANA

Se han del encontrado ejemplares de estos curiosos Instrumentos por toda Europa , estas son algunas muestras.


Lioblen, BULGARIA.


Ventimiglia, ITALIA


INGLATERRA Subastada en Christie


Entre las docenas de objetos exhibidos en la galería de antigüedades griegas y romanas del Museo Fitzwilliam de Cambridge destaca por encima de todos este curioso artilugio multiusos diseñado alrededor del año 200 d.C. por el ejército romano, la primer navaja “suiza” de la historia. Hecha de plata, cuenta además con una cuchara, tenedor, espátula y una especie de palillo. Los expertos dicen que, entre otros usos, los romanos pudieron utilizarla para extraer la carne de los caracoles.


Museo Fitzwilliam, Cambridge, INGLATERRA


Con unas dimensiones de 8 x 15 cm, el objeto fue excavado en la zona del Mediterráneo hace más de 20 años e incorporado al museo en 1991.


Museo Fitzwilliam, Cambridge, INGLATERRA


Los expertos creen que pudo haber sido transportado por un viajero rico entre el 200 y el 300 d.C., cuando el imperio romano era una gran potencia. Si bien se han encontrado navajas mucho menos elaboradas en bronce, la complejidad de esta y el hecho de que sea de plata sugieren que era un artículo de lujo.


Museo Fitzwilliam, Cambridge, INGLATERRA


La navaja suiza moderna se debe al fabricante de cuchillos y navajas Carl Elsener, quien a finales del siglo XIX fundó la Asociación Suiza de Cuchilleros con la idea de crear una navaja práctica y multifuncional para los soldados del ejército suizo. En 1891 el ejército recibió la primera entrega de navajas.