[Libros] Recopilación del Marqués de Sade [7] [FC]





«Este diálogo ofrece la discusión entre un hombre que se encuentra al borde de la muerte y un sacerdote. El clérigo pretende que se arrepienta de sus pecados para que pueda morir dignamente como cristiano, sin embargo, el moribundo es un hombre ingenioso y filósofo que irá rebatiendo, uno por uno, los argumentos expuestos por el cura. En este texto queda en evidencia el sarcasmo y la lógica mordaz características del marqués de Sade, quien una vez más asume el papel de violador de tabúes.»




«Eugène de Franval, obra del Marqués de Sade, es un libro que vale la pena leer. Es corto pero con líneas llenas de una historia cargada de odios, mentiras, pecados, sufrimiento, muerte y redención.
La historia comienza describiendo la personalidad de Monsieur de Franval, un hombre poco apegado a las normas morales y religiosas. Este tipo de actitud lo llevará en el futuro a criar a su hija Eugenia de la misma forma, convenciéndola de que no existen calificativos para el bien o el mal. Eugenia, poco a poco comienza a ver en su padre algo más que un protector, enamorándose de él quien a su vez la manipula para hacer de su madre, Mademoiselle de Franval, la rival que se acuesta con su hombre. Inconsciente de todo tipo de culpas morales Eugenia urde un macabro plan en conjunto con Franval para deshacerse de ella y así poder vivir con el que cree el amor de su vida. Tiempo después y luego de que Mademoiselle de Franval hiciera lo posible para rescatar a su hija de la perversión, un inesperado final marcará la vida de estos tres personajes.»




«En esta historia, unos "instructores", en el transcurso de unas horas logran introducir a la joven Eugenia en el mundo del libertinaje. Después de adoptar el libertinaje como su filosofía Eugenia llega a torturar cruelmente a su propia madre, y con la ayuda de sus instructores la infecta con el Sífilis y le cose los genitales.
Está escrita como un diálogo teatral dividido en siete diálogos, incluyendo en el quinto una exaltada proclama: «Franceses, un esfuerzo más si queréis ser republicanos».»




«Juliette se inicia en el exceso de la mano de la abadesa Delbène, en el convento de Panthemont, donde se desarrollan orgías en que participan clérigos, monjas y novicias en un ambiente macabro. Tras dedicarse a la prostitución, Juliette, con diecisiete años, se acerca a depravados como el libertino Noirceuil o el bello Saint-Fond, ministro de Estado. Sus aventuras la llevan a Italia, donde conoce a célebres criminales de su época, como el caníbal Minski, la princesa lesbiana Borghèse, la incestuosa Lady Clairwil o la envenenadora Durand. Los crímenes y transgresiones se suceden hasta que, como afirma Octavio Paz, «al final de su peregrinación, Juliette puede decir, como el monje budista: todo es irreal.»
En esta obra, singular entre las escritas por el «Divino Marqués» debido al papel preponderante que en ella desempeñan las mujeres, y de manera destacada Juliette, el autor se inspiró en hechos reales acaecidos en su época y aprovechó para arremeter contra los que le habían arrebatado su libertad.»




«Justine es una adolescente que recurre a todos los estamentos sociales para preservar su virtud, y en todos los casos, en lugar de recibir ayuda, lo que encuentra es incitaciones al vicio. Justine simboliza la virtud que con una escasa inteligencia debe enfrentarse a las añagazas del vicio y, contrariamente a lo que cabría esperar, en lugar de ser recompensada por mantener su virtud, lo que recibe es toda clase de agravios.
Por el contrario, los libertinos que abusan de ella se ven recompensados. Sade vierte en esta obra su misantropía, describe cómo en la sociedad en la que le tocó vivir practicar la virtud siempre resulta oneroso, mientras que quien practica el vicio encuentra a una sociedad cómplice y corrompida, lo que le permite adquirir ventaja.»




«La marquesa de Gange es una joven adornada con todas las virtudes (porque en Sade, tanto las virtudes como los vicios sólo se manifiestan en sus casos más extremos) y casada con un hombre igualmente encantador, a la que el destino no deja de perseguir con tristezas. Su cuñado, que es sacerdote, la desea y la persigue continuamente, reteniéndola incluso contra su voluntad. Ella se resiste y este tira y afloja entre ambos da origen a un argumento en que la pobre marquesa se ve cada vez más asediada y su cuñado se vuelve cada vez más insistente. Más tarde se le une incluso su otro cuñado y ambos intentan hacerse con sus favores hasta que, viéndose rechazados, deciden matarla. La víctima virtuosa está condenada a morir, igual que ocurre en Justine, pero aquí los malvados también reciben su justo castigo por sus fechorías, si bien sus muertes, al final de todo, aparecen más como un recurso literario que como un desenlace espontáneo de la acción.»




«Los 120 Días de Sodoma o la Escuela del Libertinaje es un relato acerca de cuatro libertinos de la clase social alta, con mucho dinero, posesiones, poder político y religioso, quienes no se detienen ante nada con tal de lograr sus planes perversos y degenerados. Esta novela lleva implícita una crítica hacia el sistema de gobierno de esa época, pues menciona que estos cuatro libertinos, después de robar todo lo que pudieron, escaparon a la justicia del nuevo gobierno y se dedicaron a gastar el dinero de pueblo. Los 120 Días de Sodoma o la Escuela del Libertinaje es tal vez la novela más impactante del Marqués de Sade, pues los horrores que relata en ella provocan en el lector distintos sentimientos, que pueden ir desde la excitación sexual hasta la inhibición completa, pasando por la angustia, la desesperación, el repudio y la cólera.»






Contraseña para descomprimir: yorunotenshi